Type Here to Get Search Results !

Ejemplos de argumentos literarios: El tigre que tenía miedo a las gallinas

El tigre que tenía miedo a las gallinas
(2005) de Alfredo Gómez Cerdá.

Introducción.
La novela social El tigre que tenía miedo a las gallinas es una novela de corte social, y sus protagonistas son dos niños que residen en un centro de menores. La crudeza de sus vidas se expone sin ningún tipo de sensiblería.
El desarraigo, la ausencia de referentes adultos y la ansiada libertad son los ingredientes que ponen en funcionamiento una historia realista, en la que la amistad proporcionará a los protagonistas la fuerza necesaria para poder soñar con la libertad fuera de los muros del centro.

Argumento.
Antonio vive en un centro de menores y apenas recuerda lo que es vivir fuera de él, pues está interno desde que su madre no puede cuidarlo, y de esto hace ya mucho tiempo.
Fermín el Loco, su compañero de habitación se ha marchado, ya es demasiado mayor para vivir en el centro. Antonio, que no es muy sociable, permanece solo en su habitación. Un día, la directora le comunica que va a tener un compañero nuevo: Pedro. Antonio llegará a compartir con Pedro el espacio en el que ya estaba acostumbrado a estar solo, el espacio en el que esperaba todas las noches a que Fermín el Loco acudiera para hablar con él.
Antonio, a pesar de sentirse algo invadido por su nuevo compañero, poco a poco le va aceptando. Pedro le habla de la calle, de la libertad, de su deseo de escapar del centro. Antonio piensa que el centro no es un mal lugar para vivir, pues allí hay de todo, como un tigre del zoológico que no tiene que preocuparse por buscarse la vida. Además sabe que saldrá de allí cuando sea mayor.
Un día ven en la televisión un reportaje sobre la investigación de unos científicos chinos que han demostrado cómo tigres criados en cautividad se vuelven miedosos hasta el punto de asustarse de las gallinas. Pedro piensa que Antonio se ha vuelto miedoso porque lleva toda la vida encerrado, como los tigres de la tele.
Poco a poco, Antonio y Pedro se van haciendo amigos. Una noche, Antonio asiste a la preparación de la fuga de Pedro y, a última hora, decide escaparse con él. Juntos salen a la mañana siguiente, aprovechando un descuido del portero, y cogen un autobús camino de Barcelona, la ciudad en la que Antonio nació y en la que le gustaría vivir. Allí sienten el latido de la libertad, se bañan en la playa y, cuando comienza a oscurecer, Antonio cae en la cuenta, después de las emociones vividas durante la huida, de que con la escapada del centro ha perdido la comodidad de su cama, las comidas, las clases, la confianza que la directora tenía en él, etc.
Ambos amigos se acomodan sobre la arena y se quedan dormidos. Durante la
noche son despertados por dos policies que los llevan a una comisaría.
Antonio sabe que ahora tiene un amigo que le gustaría que fuera su hermano, pero eso, como dice Pedro, es imposible.