Type Here to Get Search Results !

Comparativa entre letras, cine y cómic

Un cómic, al igual que un libro, o una película, tiene como principal objetivo contar una historia.
Un LIBRO, al estar compuesto sólo por texto, tiene que describir todo con palabras, por lo que se considera que literariamente tiene mayor calidad. También deja más pie a la imaginación, ya que normalmente suplimos la carencia de imágenes con nuestra propia recreación mental.
La elaboración de un libro, básica se necesita saber escribir, y sólo depende del escritor, el autor, y de su capacidad para expresarse con palabras.
Una PELÍCULA, en cambio, contiene muchos más elementos, y se sustituyen las palabras por imágenes, movimiento y sonido. Nos dan todos esos elementos ya fabricados, por lo que nuestro esfuerzo imaginativo es mínimo.
Conseguir un buen resultado requiere de muchos recursos, y del conocimiento de muchos especialistas, aparte de que los actores hagan bien su papel. Que el resultado sea creíble es responsabilidad del Director. Las películas más comerciales suelen basar su atractivo en el aspecto estético, o en tener a actores famosos, pero tienen guiones de poca calidad.
En cambio, un CÓMIC, contiene la unión de los libros y el cine. Es como si cogiéramos los fotogramas más importantes de la película, y las colocáramos uno detrás de otro, en viñetas, en el mismo sentido de lectura que un libro. Como no tenemos sonido, y el tiempo se para, tenemos que suplir éstos escribiendo los textos junto a las viñetas, o dentro de ellas.
Un cómic puede tener una calidad gráfica excelente, pero si su historia no es buena, o está mal narrada, pierde gran parte de su valor.
Para una correcta elaboración de un cómic, se requieren multitud de conocimientos artísticos. Por eso, cuando la producción de un cómic requiere de calidad y rapidez, se suele adjudicar distintas tareas a diferentes personas.
Dichas tareas son:
Guión → Guionista (Stan Lee, Alan Moore, Neil Gaiman, Victor Mora, etc.)
Composición → Guionista / Dibujante (Jack Kirby, Neal Adams, Frank Miller, etc)
Dibujo a lápiz → Dibujante (Barry Windsor-Smith, Carlos Pacheco, Rumiko Takahashi, etc.)
Entintado → Entintador (Gil Kane, Bernie Wrighton, Wally Wood, etc.)
Coloreado (si fuera necesario) → Colorista (Alex Ross, Bill Skienkewick, Juan Giménez, etc.)
Textos → Rotulista (actualmente se hacen por ordenador)
Portada → Ilustrador (Frank Frazetta, Adam Hudges, James Jean, Tara McPerson, etc.)
Pero en muchas ocasiones, varias tareas, o todas, recaen en la misma persona, por lo que esta persona requiere de múltiples conocimientos artísticos, tanto literarios como pictóricos.
Ejemplos de autores de cómic completos: Will Eisner, George Remí, Karl Barks, Moebius, Robert Crumb, Carlos Giménez, Alfonso Font, Akira Toriyama, Jiro Taniguchi, etc…)